jueves, 12 de abril de 2018

VACUNAS PARA DENTISTAS





Los profesionales de la salud estamos expuestos a muchos riesgos, sobre todo a los virus que son los agentes que más nos rodean.

Los odontólogos en especial tenemos  contacto constante con sangre y secreciones, directamente con la saliva  y con elementos punzo cortantes como las agujas, bisturíes, agujas de sutura, limas de endodoncia, puntas de limpieza y  otros varios que nos exponen a accidentes cuando trabajamos con nuestros pacientes; por ello debemos ser conscientes de la importancia del procedimiento que estamos realizando no sólo para el paciente sino también para nosotros y el personal que labora en el consultorio.

Entonces la protección de la salud de los odontólogos y su personal mediante la prevención de los riesgos derivados del trabajo con el paciente es un aspecto importante que no debe pasar a segundo plano y siempre tener presenta la norma que dice:

“Toda sangre y fluídos son potencialmente infecciosos”

Por eso los odontólogos debemos de tener en cuenta que hay tres pilares para la disminución de ese riesgo:

·      El lavado de manos
·      El uso de elementos protectores
·      Y las vacunas adecuadas.

Lavado de manos
Uso de elementos protectores: guantes, mascarillas,
lentes y gorro.

















Las vacunas protegen al odontólogo y a su personal  de la adquisición de enfermedades, y además evitan que el personal actúe como fuente de propagación de agentes infecciosos entre los pacientes, especialmente entre aquellos que poseen un riesgo mayor como los que tiene las defensas bajas a causa de alguna enfermedad sistémica o crónica.

Y cuáles son esas vacunas normadas por el Ministerio de Salud que mi dentista debe tener?

1.- Vacuna TRIPLE VIRAL (rubeola, sarampión, paperas): Por lo general esta vacuna es administrada en los primeros años de vida y para estar inmunes necesitamos 2 dosis con intervalo de 1 mes entre una y otra.

La vacuna esta contraindicada en gestantes y se sugiere evitar el embarazo por lo menos un mes después de la segunda dosis.

2.- Vacuna ANTI VARICELA.- Se requieren dos dosis con intervalo de 1 mes entre ellas. Está contraindicada en gestantes.

3.- Vacuna para la hepatitis B.-  Para esta vacuna se requieren 3 dosis.
·      La primera dosis
·      La segunda dosis al mes de la primera
·      La tercera dosis a los 6 meses de la segunda.

4.- Vacuna ANTIGRIPAL.-  Está indicada anualmente en el otoño y para el personal gestante solo aquellas que tienen de 14 semanas a más.

5.- Vacuna DOBLE BACTERIANA (difteria y tétano).- Son 3 dosis durante la infancia y se debe hacer un refuerzo cada diez años. La aplicación de la dosis en la infancia es la siguiente:

·      La primera dosis
·      La segunda dosis al mes de la primera
·      La tercera dosis a los 6 meses de la segunda.

Entonces basados en los datos que les acabo de dar podemos concluir que los objetivos de la vacunación para los profesionales odontólogos deben ser :

a.- de autoprotección,  porque corremos mayor riesgo de contagio debido a nuestra labor profesional.
b.- de principio ético, para evitar contagiar también  a los pacientes.
c.-  de ejemplo, porque no podemos pedirles a nuestros pacientes que sigan las normas si nosotros no lo hacemos.
d.- de protección social,  para poder estar siempre disponibles y al servicio de nuestra comunidad.                                   

Espero que este post haya sido de mucha ayuda para mis pacientes y sobre todo para mis colegas para que nos lleve a la reflexión y  a la acción; revisemos nuestro cartón de vacunación y empecemos a ejercer nuestra profesión desde la salud.


Hasta la próxima

viernes, 2 de marzo de 2018

MI PACIENTE FUMADOR


Papi, papi, papi, deja de fumar 
Cuando me das un beso no puedo respira 
Deja ese cigarro si me quieres de verda 
No ves que a mí también me hace mal ¡basta ya! 

Nubeluz





En mi trabajo es común atender a pacientes  fumadores, en este momento tengo 3 pacientes fumadores habituales en tratamiento, otros solo fumadores sociales y muy poco,  cada vez menos pacientes  fumadores habituales o sociales, me siento feliz por ellos porque cuando van dejando el hábito van mejorando su salud bucal y eso hace que mi trabajo sea más efectivo y por lo tanto su calidad de vida mejore.

Cuando se habla del consumo de  cigarrillos o de los fumadores, por la insistencia del tema en sus vidas podemos llegar a sonar trillados, de seguro ya les han recomendado dejar el hábito miles de veces y este post no tiene la intención de sobre cargarlos con un mensaje que no tendrá un efecto en sus vidas, sino todo lo contrario acá vamos a hablar de los impactos del cigarrillo en la salud bucal pero a la vez brindarles opciones para que puedan contrarrestar los efectos negativos que tiene en ella.

Hablaremos de lo que causa el cigarrillo en la salud bucal y de inmediato te daremos una recomendación para disminuir ese efecto.

Recordemos que la boca es la puerta de entrada del humo del tabaco, y, por lo tanto, este es un irritante directo de las mucosas orales., por lo que la primera consecuencia es:


1.-Acumulación de sarro constante.  El consumo de cigarro hace que disminuya la salivación y eso produce una boca seca, en una boca seca la acumulación de sarro es mucho más rápida.

Recomendaciones:
Consume mucha agua
Asegúrate de cambiar tu cepillo para poder realizar un correcto cepillado.

Asegúrese de tener una buena técnica de cepillado (apréndala aquí)

Realice más controles con su odontólogo, porque si ud es un paciente con buena higiene que sino fuma podría ir a control dos veces al año por una limpieza, sabiendo que es fumador debe hacerlo dos veces mas para que siempre se encuentre libre de sarro.



2.-Mal aliento.- el mal aliento puede ser causado por una mala higiene y también por la disminución de la saliva producto del consumo de tabaco, es difícil lidiar con esto porque para comunicarnos necesitamos hablar constantemente y debemos asegurarnos de no tener mal aliento y no perjudicarnos ni perjudicar a los demás ( mira aquí todo lo que puede producir)



Recomendaciones.- 
Uso continuo de un enjuague bucal luego del cepillado.
Uso de hilo dental para evitar que sumado al  olor del tabaco, los alimentos se queden entre diente y diente.
Puedes consumir chicles sin azúcar, que te ayuden a disminuir la cantidad de cigarrillos y a la vez ayudarte con el aliento.



3.-Dientes y lengua manchados.-  Un paciente fumador es fácil de identificar para su dentista, no solo porque en la encuesta informativa  para el diagnóstico es una pregunta infaltable, sino básicamente por el color de sus dientes, que se tornan amarillos por las manchas de la nicotina.

Recomendación: Cambiar tu pasta dental por una pasta blanqueadora que nos ayude a compensar el color oscuro que toman tus dientes a causa del cigarrillo.




4.-La reducción del sentido del gusto, esto es posible? Claro que sí esto sucede  porque el tabaco cambia la estructura de las papilas gustativas que se encuentran en la lengua y son las que nos permiten distinguir entre dulce y salado o amargo y ácido .Estas papilas normalmente se regeneran, pero el consumo de tabaco además de modificarlas retrasa esta regeneración por lo que se hace difícil distinguir sabores y por tanto disfrutar los alimentos y bebidas. Pequeñas cosas que cambian nuestra visa diaria y que mi paciente fumador las asume.



Recomendación: esto si no puede contrarrestarse con nada, la única recomendación sería disminuir el consumo o en el mejor de los casos dejarlo.

5.-Enfermedad de las encías y huesos de soporte de los dientes.- todos los pacientes fumadores saben que la nicotina tiene efectos directos sobre las encías y deben de saber también que esto afecta al hueso que sostiene cada diente, por eso muchas veces pueden tener movilidad dental. Además es muy probable que las encías  además de modificar su estructura como lo hacen las papilas gustativas , se retraigan dejando a la vista la raíz de los dientes provocando sensibilidad dental.



Recomendación.- estar en constante monitoreo con su odontólogo para ir viendo esas modificaciones y dando solución a las molestias que van apareciendo, el o ella sabrán que hacer si los dientes se mueven o si las encías se retraen.

6.- Dificultad de recuperación luego de una cirugía.-  este es un punto poco asimilado por mi paciente fumador, es importante que seamos muy puntuales al informar al paciente que debido a sus hábitos,  su recuperación luego de una extracción de alguna pieza que se mueve o de alguna cirugía a la que tenga que ser sometido por su dentista va a ser LENTA y DIFÍCIL, por que habrá un retraso en la cicatrización,  no es que no se vaya a recuperar pero el proceso va a ser diferente al de un paciente no fumador y eso hay que asumirlo.

7.-Cáncer oral.- el cáncer bucal es una de las enfermedades que causa más muerte en el mundo aunque no sea muy difundido, nosotros ya hemos advertido que es importante para todas las personas fumadoras o no fumadoras realizarse un auto examen bucal, conocer todo nuestro cuerpo e identificar que es lo usual o no, nos va a ayudar a estar alerta ante cualquier cambio.

Recomendaciones:

Inicia tu tratamiento bucal con un profesional de tu confianza, evita pasar por manos de muchos profesionales, sé un paciente constante de modo que él o ella pueda conocer bien tu estructura bucal y pueda identificar rápidamente su se presenta algún cambio.

Aprende a realizarte un autoexamen bucal, tu dentista puede enseñarte a hacerlo correctamente, realízalo cada tres meses no te llevara mas de 10 minutos hacerlo, miralo aquí.

Con respecto a los alimentos te puedo recomendar que incrementes el consumo de alimentos ricos en vitamina E ( aceites de semillas, margarina, frutos secos, cereales integrales, pescado y yema de huevo) y en vitamina C, las personas fumadores deberían consumir un mínimo de dos cítricos al día ( kiwi, naranjas, mandarinas, fresas, mango, papaya, melón, tomate). Para combatir el efecto dañino del tabaco y aumentar los antioxidantes.


La RECOMENDACIÓN MÁXIMA sería dejar el cigarrillo,  esa es la única forma realmente efectiva de reducir el riesgo de sufrir estos y otros problemas de salud bucal relacionados con el tabaco. Pero si no estás dispuesto a hacerlo prontamente te sugiero ser mas cuidadoso y tomar en cuenta todas estas recomendaciones. Disponer de un plan y una red de apoyo con personas que te ayuden a cumplir tu propósito, mejorará tu salud bucal y tu calidad de vida aún siendo mi paciente fumador.



viernes, 2 de febrero de 2018

NUESTRO PRIMER BESO


Tu beso se hizo calor, 
luego el calor, movimiento, 
luego gota de sudor 
que se hizo vapor, luego viento...

Jorge Drexler. 




El beso es una expresión de amor, todos besamos a alguien por primera vez, tal vez el primero que recibimos es el de nuestra madre cuando llegamos a este mundo; pero que sucede cuando hablamos del beso de amor que no lo damos a alguien de nuestra familia o a algún amigo al que queremos mucho y por el cual sentimos también ese amor fraterno, sino ese beso que expresa algo más, algo que nos une a esa persona con la cual queremos compartir momentos más personales y es inexplicable. Esa sensación que te lleva a compartir meses o años antes de sentirse multiplicada cuando frente al altar puedes decir SÍ ACEPTO.

Entonces ¿quién no ha soñado con un beso romántico? Pero, ¡cuidado! Puede que ese momento que esta a punto de llegar pueda ser arruinado por esa sensación desagradable de una boca poco saludable, así que aunque no lo creas muchas veces debemos preguntarnos: con quien nos besamos? Porque, aunque parezca increíble, los besos pueden ser una vía perfecta para contagiar la caries y otras enfermedades de salud bucal.  Por eso ya no es solo un signo de pulcritud , salud y buenas costumbres realizarse una buena higiene bucal sino también un signo de compromiso con la persona con la cual la compartes tu vida, caso aparte es el hecho de que cuando empiezan a vivir juntos y colocan por fin sus cepillos de dientes juntos (pero no tanto) en su nuevo hogar, estos también pueden traspasar bacterias si están colocados muy juntos, ya habíamos mencionado que no se deben compartir los cepillos de dientes verdad ? Y aunque suene una aclaración muy obvia es una práctica muy común entre las parejas, por lo que debemos recordar que la boca esta llena de microorganismos propios de cada condición de salud.




Recuerda que la bacteria Streptoccocus mutans, es una de las causantes de la caries, y que está presente en la saliva; esto ha sido comprobado a través de estudios que lo confirman, por lo que de todas formas, mejor es ser precavidos. Así que, la próxima vez que vayas a besar a tu pareja, recuerda  estar saludable y limpio, no basta con  solo cepillarse sino asegurarse de no tener caries o sarro que no suena muy romántico, pero puede evitarles a ambos una visita al dentista.