domingo, 23 de abril de 2017

ES NECESARIO IR AL DENTISTA?



help! i need somebody
help! not just anybody
help! you know i need someone
help!
(T.B)




Hoy vamos a tocar un tema difícil de conversar, para nosotros los profesionales  de salud hablar de esto es el pan de cada día, pero las personas hablan de su salud en  casa? En los trabajos? Cuánta valoración se le da a la salud bucal realmente en nuestra vida cotidiana?  Hace unas semanas en nuestra página publicamos un vídeo en el que se hablaba acerca de las prioridades de la vida y si el orden en las que nuestras prioridades estaban siendo colocadas era la correcta. Que lugar ocupa tu salud en esa escala de prioridades? Inviertes en ella más que en tu teléfono celular? O haz pensado en que tienes pendiente alguna operación o cita con algún médico antes de adquirir el televisor Smart que tienes en casa?

De esto se habla cuando graficamos la pirámide de Maslow, una teoría psicológica que explica la jerarquía de las necesidades humanas, se dice que conforme el ser humano satisface sus necesidades más básicas como las fisiológicas (mantenimiento de la salud, alimentación, sueño, respiración) se van desarrollando necesidades y deseos más elevados y sofisticados. Ahora nuevamente nos preguntamos, en que piso de la pirámide colocas tú la salud como una necesidad y la priorizas a la hora de realizar tu presupuesto económico.



 Como hemos visto hay diversas formas de acceder a la salud, eso depende de nuestra capacidad económica y las exigencias que tengamos de comodidad, existen los servicio públicos y los privados, nosotros tenemos el control de a lo que podemos acceder, lo importante es estar completamente consciente de que es una NECESIDAD. Entonces si tenemos claro que la salud es una necesidad, cuanta importancia le das a tu salud bucal? Hace cuanto fue tu última consulta y si realmente cumpliste con la cita que agendaste con tu dentista?

La salud bucal es un tema que llevado por la industria se ha convertido en un tema de prioridad estética, pero no sabemos o muchas veces no se nos explica que la estética en el caso de la salud bucal es una consecuencia del correcto tratamiento que estemos siguiendo, como orden lógico primero nos ocupamos de temas estructurales como mantener los dientes limpios: es decir sin placa bacteriana (blandita) y sin sarro (oscura y dura), luego mantenerlos sanos, es decir sin caries, y luego mantenerlos en orden para evitar que  por la mala distribución de ellos en la boca se generen zonas de retención de comida y aparezcan la placa bacteriana, el sarro y las caries y así empiece un círculo vicioso del que nos es muy complicado salir. Entonces podemos decir en este momentos que nuestra boca esta limpia? Nuestros dientes están sanos? Tenemos una sonrisa armónica que nos permite cepillarnos correctamente y mantener nuestros dientes sanos y por lo tanto lindos?



En muchas ocasiones nos cuesta observarnos internamente por ello hemos hablado un poco de este tema en el post de autoconocimiento (aquí)  . A nuestros centros dentales llegan pacientes que  tienen una sonrisa “socialmente agradable” o pacientes que indican que no les molesta el desorden de sus dientes porque no desean ser “perfectos” pero al parecer a ellos no se les ha explicado que el orden de los dientes no sólo influye en su visión externa sino también en su salud general, los pacientes con desordenes dentales múltiples suelen sufrir de problemas de dolores de cabeza y migrañas, tienes problemas de tensión en cuello y hombros, problemas en la posición de la columna y muchos de ellos sufren de bruxismo (desgaste dental) porque los dientes tratan de buscar desesperadamente el equilibrio desgastando las zonas que no permitan cerrar  la boca de forma equilibrada, eso es realmente posible? Claro que sí, recordemos que el cuerpo es uno solo, somos un ente completo y cuando hay algo malo en alguna parte otras se afectan, es por ello que todo se conecta.




Entonces cuantos de nosotros nos hemos realizado una evaluación de salud bucal al iniciar el año?  Cuantos lo planificamos cada año?  Asistimos al dentista la mitad de veces que vamos a la peluquería? Hemos comentado nuestra cita en el dentista de forma natural con nuestra familia o amigos? Y cuanto de ese plan de tratamiento sugerido hemos realizado?  Este post esta lleno de preguntas, preguntas que muchas veces no nos hacemos pero que nos ayudan a ubicar nuestra escala de prioridades. Si eres del grupo de pacientes que se encuentran en las estadísticas como el 5% de la población bucalmente sana en el Perú, te felicito; pero si no te encuentras en ese 5% es hora de que empieces a pensar en tu salud como un aspecto importante por los diversos motivos antes mencionados, muchos padres indican que priorizan la salud de sus hijos antes que la propia, eso quiere decir que  te ocupas de llevarlo siempre al dentista, de verificar que se lave los dientes y que cumpla todas las indicaciones que le dieron en su cita?  y tú como contribuyes a darle el ejemplo de que eso es importante? Mi recomendación básica es que cada año planifiques una visita a tu odontólogo de confianza, que sigas el plan que ella o él te indica hasta terminarlo, que converses en casa acerca de estos temas que realmente importan, asegúrate de saber si tus niños presentan alguna molestia, verificar el estado de los cepillos dentales en casa, de  realizar una rutina de higiene adecuada, no basta con cepillarse los dientes, se deben hacer en los momentos correctos y con la técnica correcta (puedes aprender una técnica aquí). Si realmente haz entendido el mensaje que hoy te he querido dar, vas a poder hablar más naturalmente de eso, la salud no es un tema del que debamos temer conversar  porque es algo que nos compete a todos, no se trata de ir por la vida preguntándose cuántas caries tienes tú? Se trata de empezar a tomar una actitud nueva ante nuestra propio bienestar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario